La rebelión de Tupac Amaru II, iniciada en 1780, constituyó la expresión de lucha más alta de las masas indígenas durante la colonia. Esta rebelión tuvo un carácter antifeudal y anticolonial; por ello resulta injusto señalar a este movimiento como una acción precursora solamente de la emancipación. Esta rebelión, volvemos a decir, fue mucho más: apuntó a destruir la feudalidad y la dominación colonial española; en cambio el proceso emancipador sólo apuntó a destruir la dominación política colonial y pretendía seguir manteniendo las estructuras feudales. (Fuente: https://historiaperuana.pe/periodo-colonial/emancipacion/rebelion-tupac-amaru-ii/).

La IE LSM no es ajena a este acontecimiento y recuerda esta fecha cívica, mediante la actuación de los alumnos de primaria a cargo de la prof. Frida Sanchez.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *